A pesar de que los 2 últimos gobiernos han subido el precio al que el banco se puede adjudicar una vivienda habitual en caso de impago de la hipoteca (actualmente al 70%), la banca continúa adjudicándose esas viviendas al 50% del valor de tasación.
¿Cómo lo hacen? Pues a través de su filial inmobiliaria que se presenta como el tercero en la subasta (el ejecutante no puede ser el único que puje en la subasta según el art. 647.2 de la LEC) para que ésta no quede desierta. Por tanto, la vivienda o se la queda el banco o su sociedad patrimonial.
En la nueva Ley Hipotecaria «se han olvidado» de cambiar el apartado 4 de su artículo 670 ¿O es que simplemente permiten un fraude de ley por parte de la banca?