La sentencia del Tribunal Supremo sobre las cláusulas suelo ha fijado doctrina al declarar nulas aquellas cláusulas en caso de falta de transparencia a los consumidores. Son muchos los afectados por este tipo de cláusulas al no poder beneficiarse de las bajadas históricas del Euribor.

Existen alternativas gratuitas a la vía judicial aunque no son decisivas

1) es posible reclamar al defensor del cliente del banco la eliminación de este tipo de cláusulas: el primer paso que debe de dar el afectado por la cláusula suelo es acudir al banco para hablar con el director de la sucursal e intentar eliminar esta cláusula
2) si el anterior encuentro es infructuoso, el hipotecado puede reclamar la eliminación al defensor del cliente del banco :este órgano está obligado a contestar en un plazo máximo de dos meses y su respuesta debe estar motivada en derecho, es decir, bien argumentada
3) si la respuesta es negativa, el afectado puede acudir al Banco de España: si la respuesta del banco es negativa, el afectado puede recurrir al comisionado para la defensa del clientes de servicios bancarios del Banco de España, un organismo que se encarga de la resolución de quejas, reclamaciones y consultas relacionadas con los bancos. En cuatro meses debe dictar un informe. Si es favorable para el afectado, la entidad financiera debería de eliminar las cláusulas en el contrato. No está obligado porque el informe no es vinculante pero corre el riesgo de que el cliente acuda a la vía judicial con este informe.
En total, en un plazo medio de unos seis meses el afectado puede conseguir eliminar las cláusulas suelo de su hipoteca de manera gratuita.
4) como último recurso, se puede acudir a los juzgados

(Artículo extraído de la sección news de idealista.com en Mayo de 2013)