El 28 de abril de 2013 dejan de publicarse determinados tipos de referencia hipotecarios.

En el 2011 se dictó una Orden Ministerial, de transparencia y protección del cliente de servicios bancarios. La misma determinaba que a partir del 28 de abril del 2012 dejaban de ser oficiales determinados tipos, y que un año más tarde, en 2013, dejarían de publicarse.

Tipos que se mantienen: el Euribor, el IRPH del conjunto de entidades, así como el Tipo de rendimiento en el mercado secundario de la deuda pública.

Tipos que se incorporan: Tipo medio de los préstamos hipotecarios entre uno y cinco años para adquisición de vivienda libre concedidos por las entidades de crédito en la zona euro y el IRS.

Tipos que dejan de ser oficiales (y desaparecen): el IRPH de bancos, el IRPH de cajas, y el CECA o TAR (Tipo Activo de Referencia de las Cajas de Ahorro)

Si tu tipo de referencia desaparece, en tu escritura de hipoteca se citará como sustitutivo otro tipo de referencia, por ejemplo el Euribor, con otro diferencial que se aplicará a partir de la siguiente revisión al 28 de abril.

Si se da la casualidad de que se cita como sustitutivo un tipo que también haya desaparecido, por ejemplo el CECA, en algunas entidades indicarán un tercer tipo o bien directamente te dirán que el tipo último aplicado es el que se seguirá usando indefinidamente. Tendremos una hipoteca a tipo fijo en tanto en cuanto no se vuelvan a publicar esos índices.