Durante el 2013, el Banco de España ha recibido un récord histórico de 18.000 reclamaciones, de las que un 51% fueron sobre las cláusulas suelo y todo apunta a que esa cifra se incrementará considerablemente durante este año.

Para vigilar el comportamiento de los bancos a la hora de vender sus productos se están planteando mandar inspectores a las sucursales bancarias  y también estudia cómo  cambiar el marco actual de las reclamaciones financieras y adaptarlas al escenario europeo, donde otras instituciones gozan de mayor capacidad sancionadora.

¿Será suficiente? ¿Se acabarán así los quebrantamientos de las buenas prácticas bancarias?

reclamaciones ante el Banco de España

Reclamaciones ante el Banco de España