Según la AHE, desde el 2006 se han realizado 397.651 procedimientos de ejecución hipotecaria. En el primer semestre de 2012 han aumentado un 14,1% con respecto al mismo período del año anterior.

Las ejecuciones son el paso previo al embargo de la vivienda y, según los datos del informe, los lanzamientos acumulados desde 2009 son 168.534. En esta cifra no se incluyen los desahucios realizados directamente por los Juzgados en las localidades donde no existen servicios comunes de notificaciones y embargos.

El tema de los desahucios se ha transformado en un grave problema para España. El Ejecutivo promovió un Código de Buenas Prácticas al que se ha adherido la práctica totalidad de la banca española. Sin embargo, los supuestos previstos en el Código para que el banco evite el embargo son tan estrictos que su aplicación ha resultado limitada.