embargo hipotecario

En fueraembargo.com podemos solucionar tu embargo hipotecario

Embargo hipotecario. Con tan sólo oir esa palabra ya se nos ponen los pelos de punta. Desde que comenzó la crisis, el número de ejecuciones no para de subir a pesar de que las entidades bancarias no tienen mucho interés en quedarse con las viviendas (se están convirtiendo en inmobiliarias), por lo que “están abiertos” a estudiar cada situación concreta para intentar encontrar la mejor solución posible.

  • Cuotas impagadas: A la tercera letra consecutiva devuelta por el cliente, el banco ya se pone en contacto con él para reclamar la deuda. Si no consiguen nada, introducirán los datos del cliente en listados de morosos (Asnef) y la entidad ya pasa el expediente a su asesoría jurídica para que ésta comience con la reclamación judicial.
  • Negociación: A ninguna de las partes le interesa un embargo. Se intentará alargar el plazo de la hipoteca para que la cuota mensual a pagar sea menor, contactar con entidades que se dedican a refinanciar deudas o decidir finalmente poner a la venta la vivienda cuando las anteriores soluciones no son viables.
  • Ejecución del embargo: Si no hemos podido encontrar una solución, el banco ya procede a iniciar la ejecución que no es inmediata, sino que tardará unos meses (depende del volumen de trabajo que tenga el juzgado que geográficamente nos corresponda y puede oscilar entre 8 y 18 meses). El juez declarará embargada la vivienda y el banco normalmente procede a su subasta.

Antes de que esto ocurra, cuéntenos su caso porque Fueraembargo quizá pueda ayudarle.